Librerias y estanterias: sus usos en decoracion

Publicado en por Lorena Fernández Lains

Los estantes y baldas permiten cubrir algunos problemas que suelen surgir en las habitaciones más pequeñas de la casa. Son fáciles de instalar, suelen resultar bastante decorativas y armónicas con el entorno, son adaptables y son el soporte idóneo para ordenar y exponer libros y objetos.

Una de las ventajas que tiene este tipo de muebles es que se pueden poner prácticamente en cualquier zona de la casa. De este modo, las estanterías dispuestas en forma de L, son ideales para aprovechar esquinas y las baldas voladas explotan al máximo los huecos inservibles de las paredes. Si deseas incorporar un estante sin quitar espacio -en cuanto a visibilidad-, es recomendable instalarlo sobre las puertas a 15 o a 30 centímetros del techo.

Por otro lado, y al contrario de lo que la mayoría de gente opina, las estanterías y librerías no sólo son útiles como almacenadores de libros y objetos, sino que además funcionan como mobiliario decorativo. Pueden ser un buen recurso para corregir irregularidades arquitectónicas y disimularlas -paredes torcidas, pilares desubicados...-. Si el defecto que pretendemos aminorar es muy visible y evidente, es aconsejable comprar y utilizar diseños de estanterías con trasera. De otro modo, las librerías se pueden utilizar como elemento separador entre dos ambientes dentro de un mismo espacio.A continuación os mencionaremos las particularidades y ventajas de algunos tipos de librerías, para que podáis recoger ideas en la compra de la vuestra, según vuestras necesidades.

Por un lado, tenemos a disposición las estanterías independientes o modulares, muy decorativas y con la posibilidad de adosar a una pared. Son idóneas para separar ambientes y, si incluimos ruedas, podemos modificar su ubicación sin esfuerzo y según nos parezca. Con el tiempo se pueden ampliar, en caso de necesitarlo. Por otro lado, podemos contar con las librerías empotradas, generalmente integradas en los huecos o adosadas a la pared. Son ideales porque se adaptan muy bien y aprovechan los metros de los que disponemos. Resultan versátiles y muy fáciles de instalar, además de poder pintarlas al gusto para que armonicen con la estancia deseada. En cuanto a las librerías sin trasera, son mucho más modernas y ligeras que con trasera, pero deben sujetarse bien, ya que son algo inestables. Finalmente, las librerías con cajones y módulos incorporados son perfectos para colocar cajas y otros objetos.

1 Estantería de dos baldas con libros y algunos elementos decorativos

Etiquetado en Decoración y diseño

Comentar este post